lunes, 1 de diciembre de 2008

CICLO DE VIDA


En Volvox se puede encontrar tanto reproducción asexual como sexual. Dentro de la colonia podemos encontrar pequeñas esferas dentro, las cuales son las “colonias hijas” que son llamadas gónadas. Esta es la fase de reproducción asexual: las gónadas crecen desde las células alrededor del ecuador de la colonia, éstas se alargan y llevan a cabo una serie de divisiones celulares que van formando las pequeñas esferas.
Pero como ya mencioné, todas las células contienen un par de flagelos, así que cuando se está formando la nueva colonia, los flagelos deben quedar dentro de la nueva esfera, esto provoca una rotación de las células. Cuando las células han sido divididas en el mismo número de células que tiene la colonia madre, las nuevas colonias se invierten, dejando sus flagelos fuera de si, y es cuando la colonia madre se abre para liberar a las nuevas colonias.
Y cuando se trata de la fase sexual, también las células se empiezan a formar a partir de las células que se encuentran en el ecuador de la esfera (como en el caso de la fase asexual) pero estas células se desarrollan como células germinales. Hay colonias de género masculino, y género femenino por aparte. Las células espermáticas se forman por división. Los ovarios se forman a través de alargamientos de las células germinales en las colonias femeninas.
Regularmente cuando las colonias masculinas empiezan a formar sus gametos, sueltan una feromona, glicoproteína, para activas a otras colonias a producir colonias sexuales. Por lo general las colonias femeninas sólo producen un óvulo, mientras que las masculinas de 16 a 64 espermas biflagelados.
Lo que se acaba de mencionar es en la mayoría de las especies, pero hay otras especies, donde los dos géneros se encuentran en la misma colonia, o sea son hermafroditas. Y ellas son capaces de formar tanto espermatofitas como óvulos, pero a destiempo para evitar la autofecundación.
Para permitir el crecimiento de los gametos y las colonias hijas, la colonia madre se alarga. La colonia madre puede permitir desde unas pocas colonias hijas, o hasta 50, dependiendo de la especie.
Los paquetes de espermas son liberados de la colonia masculina, estos nadan hasta encontrar una colonia femenina y fertilizan el huevo. Los óvulos que no sean fertilizados pueden todavía dar lugar a nuevas colonias.
Cuando el ovario queda fertilizado, se lleva a cabo la formación del cigote, que es justo después de la fertilización que se forma una capa dura protectora (con púas y muros de protección de un color rojizo), que les ayuda a soportar duras condiciones y sobrevivir en invierno. Sólo una única célula biflagelada sobrevive a los procesos de meiosis y se divide para formar una nueva colonia.La mayoría de las especies de Volvox son dioicas, aunque otras son monoicas.